Inicio > cotidiano > Servicio público, ¿cuestionable?

Servicio público, ¿cuestionable?

servicio-publicoDe siempre, los funcionarios y empleados públicos estuvimos en boca de todos como unos tipos con mucha geta que no trabajan porque tienen un empleo fijo que nadie puede despedir. Ese “San Benito” perdurará hasta que desaparezcamos todos y nos convierta, alguien, en empleados privados aunque para ello deba despedirse a la mayoría de la plantilla y reestructurar los servicios públicos en negocios con ánimo de lucro que funcione mejor de lo que lo hacen ahora. Si, eso es lo que dicen muchos dirigentes alentados por empresarios en la sombra que los convencen de los beneplácitos que supondrá privatizar un servicio público.

Es difícil luchar contra ese pensamiento devastador muy generalizado en la población española que ha abusado de los servicios públicos precisamente por eso, por tener esa idea de que lo pago yo y por eso me aprovecho y lo desprecio. Así, se producieron abusos en la sanidad, en la educación y en el resto de los servicios públicos hasta que llegó la crisis y retrotraer el gasto público para cargarlo contra el ciudadano y explotar la burbuja pública española.

Los buitres privados que están al acecho son capaces de convencer al gobernante de que la gestión privada funciona mejor que la pública y repitiendo mucho esa mentira se consigue convencer que es una verdad y de ahí a una privatización hay un paso muy corto.

Un ejemplo muy clarificador se está produciendo en la sanidad pública española y se explica muy bien en la entrevista que se publica en el diario Público al médico Antoni Barbará que además es miembro de la asociación Dempeus per la salut pública que critica el modelo neoliberal que se está implantando en Cataluña, y que es extrapolable al resto de España, y que se basa en ir degradando la idea de servicio público para que aquello que pueda dar una rentabilidad por muy pequeña que sea, se traspase al sistema privado.

Comenta además Antoni que la crisis está justificando la agresión al servicio público degradándolo mediante sangrías y anemias económicas no financiando labores de investigación, recortando en equipamientos esenciales, en personal y en el propio sistema de funcionamiento interno, que hasta hace poco era de los más envidiados, de modo que ese deterioro justifique la decisión de ir privatizando poco a poco determinadas áreas de los servicios públicos que sean susceptibles de generar beneficios “gestionandolos mejor desde una empresa privada” y para ello se apoyan en estudios encargados a expertos teóricos de ESADE que justifiquen esa decisión, de tal forma que esa idea neoliberal vaya cogiendo forma, fuerza y dinamismo para que el sector público español se convierta en algo parecido a lo que es el norteamericano que sólo busca hacer beneficios y ofrece un pequeño servicio público de carácter humanitario y caritativo para justificar situaciones estéticamente dramáticas.

Esto es lo que nos encontraremos en breve en España cuando finalicen las privatizaciones de parte del sistema público y nos encontraremos dentro de unos años con situaciones ya vividas en otros países que ahora están nacionalizando antiguos servicios públicos tanto en la sanidad, el transporte, la educación etc.

Sólo hay que leer la hemeroteca en cada país para comprobar que un servicio público no es rentable económicamente pero bien gestionado y procedimentado es muy eficaz para toda la población.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: