Inicio > gente > Voluntario… que difícil

Voluntario… que difícil

Los-desconocidos-altruistas-de-lo-desconocido
A veces ocurre.

Siempre justificaco por una situación de impacto que abre los ojos a determinado sector de la sociedad que no tiene el menor temor de ayudar a los demás por nada a cambio. Sin que nadie los coordine aparece una masa de gente venida desde cualquier parte con el único objetivo de la ayuda. Este acto que sale del ímpetu que tiene cada persona dentro de su corazón se demuestra más en un tipo de personas que en otro y podría anglobarse en un perfil de personalidad más sincero e inocente donde su virtud reside en el contacto físico para mostrar cariño.

Esta sociedad consumista, competitiva y egoista nos lleva a ser más individuales y buscar nuestro único objetivo abandonando las relaciones personales directas de modo que si alguna vez se te ocurre abrazar a un conocido, o incluso tocarle el brazo observas un movimiento de rechazo instintivo, a veces involuntario de la otra persona a modo de “huy… que pretende este tío”. Y no… no se pretende nada, simplemente que una relación cordial es más sincera cuando el contacto se produce de forma involuntaria.

Imagino que todos nos acordamos de aquella noticia que hablaba de una mujer que regalaba abrazos y quien lo experimentaba sentía una paz y alegría desorbitante que le recordaba su niñez abrazado a su madre progenitora.

Estos actos nos llevan a que cada vez nuestro sistema egoísta no provoca que seamos personas que no nos tocamos aunque estemos a un milímetro de distancia y busquemos evitar el roce.

Así, cuando ves a unos tipos raros que se presentan voluntarios para hacer determinada labor sin nada a cambio sientes admiración por ellos porque es una empresa difícil dar ese paso, y tú no eres capaz de hacerlo. Estas personas anónimas que den su tiempo, conocimiento e incluso dinero son gente rara que nadie admira, que nadie conoce, que desaparecen cuando finaliza su labor y que nadie se acuerda de ellos.

Quizás habrá que pararse algún día a observar a estos tipos y homenajearlos de alguna manera institucional al mas alto nivel como agradecimiento a su labor gratuita y sincera. Hasta ahora, el voluntario existe pero nadie se acuerda de ellos.

Es difícil ser voluntario en España.

Nota: En recuerdo a los voluntarios del Prestige, a los del accidente de Santiago de Compostela, a los que reparten comida de madrugada entre los sin techo, a los que ayudan para que no les quiten su vivienda…

Anuncios
Categorías:gente Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: